Servicio de Salud Ñuble
Gobierno de Chile | Ministerio de Salud

Campaña de Invierno en Ñuble: refuerzan red asistencial para enfrentar aumento de enfermedades respiratorias

viernes, 6 de junio de 2014

La iniciativa contempla recursos extraordinarios para enfrentar el alza en la demanda por atención de enfermedades respiratorias. Estas acciones van acompañadas por una campaña comunicacional, orientada a educar e informar a la población.

Con el reforzamiento de la red asistencial y amplia difusión de las medidas de autocuidado para prevenir enfermedades respiratorias, el Ministerio de Salud dio inicio a la Campaña de Invierno 2014. Se trata de un plan para hacer frente al aumento de consultas provocada por la mayor ocurrencia de enfermedades respiratorias durante los meses de invierno.

Precisamente, durante este período estas afecciones se convierten en la principal fuente de consulta tanto en los centros de salud familiar, Sapus y unidades de emergencia hospitalarias, explicó el director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul.  Por ello, dijo, “nos preparamos para fortalecer la red asistencial de la provincia y satisfacer las necesidades de los usuarios”.  “La primera etapa de esta campaña corresponde a la vacunación contra la influenza que a la fecha registra un promedio de cobertura en la provincia de 94,5% lo que es una muy buena cifra, pero aún hay espacio para aumentar en las personas de 65 y más años y niños y niñas de 6 a 23 meses”.

“El fortalecimiento de la red se traducirá en la inyección de recursos extraordinarios por más de 231 millones de pesos para contratación de horas extraordinarias de personal médico en atención primaria y unidades de emergencia hospitalarias, insumos de laboratorio, exámenes y medicamentos, extensión horaria en centros de salud con alta demanda, reforzamiento de personal kinésico en SAPUs, entre otras medidas que se comienzan a desplegar dependiendo del comportamiento epidemiológico y demanda asistencial”, explicó el directivo.

Además del refuerzo con más horas de atención disponibles en períodos de mayor número de consultas, en la red provincial están habilitadas  56 salas especializadas en la atención de enfermedades respiratorias en niños y adultos. Estas unidades funcionan todo el año, pero incrementan su demanda en esta época.

En estas unidades es posible entregar tratamiento especializado sin necesidad de hospitalizar y así liberar cupos de camas hospitalarias para personas con cuadros respiratorios más severos.

Prevención

Importancia del autocuidado

En materia de prevención, la médico encargada del Programa de Enfermedades Respiratorias, Raquel Paves, señaló la importancia que la población sigan consejos simples, fáciles de aplicar y que tienen mucho impacto sanitario como el lavado frecuente de manos y estornudar cubriendo boca y nariz con el antebrazo.

La campaña de este año, dijo, también enfatiza en mantener las vacunas al día, fortalecer las defensas de los bebés alimentándolos con leche materna, evitar espacios públicos con aglomeraciones y el contacto con personas enfermas y mantener la casa sin humedad.

La iniciativa, precisó la facultativa, “también busca educar a las personas para el reconocimiento de los síntomas de gravedad en los grupos más vulnerables como son niños, niñas y adultos mayores y así acudir oportunamente al centro de salud”.

Así, bajo el lema “Chile Previene las enfermedades de invierno”, que considera spots de televisión, frases radiales, afiches y volantes, se busca promover en la población la necesidad cumplir con estas medidas de precaución durante los meses de invierno.

Impacto de la Campaña de Invierno

Desde 1994, el sistema público de salud implementa la Campaña de Invierno, que despliega un conjunto de estrategias para enfrentar el alza en la demanda por atención de enfermedades respiratorias.

Hace 20 años, el 60% de los niños y niñas que padecían enfermedades respiratorias fallecían en domicilio, sin que mediara consulta a un médico durante los cinco días anteriores al fallecimiento, ya que los adultos no reconocían signos y síntomas de gravedad.

En el año 2004, esta cifra alcanzó un 30%, reduciendo a la mitad la mortalidad infantil por esta causa, demostrando la pertinencia y necesidad de continuar la campaña.