Servicio de Salud Ñuble
Gobierno de Chile | Ministerio de Salud

Red de Salud de Ñuble se encuentra 100% operativa y preparada para enfrentar la emergencia

viernes, 31 de mayo de 2019

refuerzo de la red asistencial en semana santa

La recomendación es mantenerse en sus hogares; evitar generar alarma innecesaria sobre todo en los niños e informarse por las fuentes oficiales.

Frente a la preocupación que generó la alerta emitida por la Dirección Meteorológica de Chile, debido al fenómeno climático que afectó la zona centro sur del país, el Servicio de Salud Ñuble informó que la red asistencial, Hospitales y Centros de Salud Familiar de la Región, se encuentran funcionando con normalidad.

Ricardo Sánchez Opazo, Director (s) del Servicio de Salud Ñuble, indicó que la red se encuentra preparada para enfrentar un eventual aumento de la demanda. “Para hacer frente a esta situación, pusimos en marcha un plan de contingencia en los establecimientos de la red y SAMU, que nos permita atender los requerimientos de la población”.

El Directivo explicó que “el SAMU cuenta con su parque de vehículos completo y dispone de bases en puntos estratégicos como Chillán, Quirihue, Coelemu, El Carmen, San Carlos y Yungay. A su vez, estamos en coordinación con establecimientos de salud de la Región y contamos con los equipos de profesionales y técnicos para atender a los usuarios que necesiten atención.

¿Cómo reaccionar ante este tipo de situaciones para cuidar nuestra salud mental?

La preocupación de enfrentarse a un fenómeno inédito en nuestro país, es una situación que puede generar un gran estrés en las personas. Por ello, con el objetivo de disminuir el impacto que puede provocar en la salud mental de las personas, el Servicio de Salud Ñuble hizo un llamado a la calma a las ñublensinas y ñublensinos.

En ese sentido, la psiquiatra Claudia Quezada, Encargada del Programa de Salud Mental de la institución, explicó que “este tipo de eventos puede generar diferentes respuestas emocionales.  Sin embargo, el primer consejo es mantener la calma y seguir las recomendaciones de la ONEMI sobre qué hacer en caso de trombas y tornados”.

Es decir, es importante hacer una lista con la información clave del grupo familiar, incluyendo condiciones médicas; identificar y evaluar las amenazas existentes dentro y fuera de nuestro hogar; definir lugares de protección, zonas de seguridad, punto de encuentro y vías de evacuación en caso de emergencias; hacer un plano de nuestras casas identificando zonas de seguridad en su interior; definir roles de cada uno de los integrantes de la familia en caso de emergencias; elaborar un directorio de contactos en caso de emergencias y armar el kit básico de emergencia.

“Después de un tornado, los niños pueden quedarse con el temor de que la tormenta vaya a volver. Incluso pueden interpretar los desastres naturales como un castigo por algo malo que hayan hecho, ya sea en la realidad o su imaginación. Ante esto, los adultos tenemos la responsabilidad de explicarles que se trata de eventos naturales. Esto permitirá que experimenten menos miedo, o ansiedad prolongada. Además debemos explicarles que se trata de eventos inusuales en nuestro país pero para los cuales, debemos estar preparados, agregó la especialista.

Es fundamental promover un ambiente de confianza y diálogo donde puedan comentar y preguntar sobre lo sucedido; se les debe explicar la situación por la que están pasando con palabras simples y claras; no hacerles promesas poco realistas; aceptar y no criticar lo que ellos y ellas piensan y sienten, finalizó Quezada.

En caso de requerir atención médica, las personas deben dirigirse al Centro de Salud más próximo a su domicilio, desde donde serán derivadas al Hospital de acuerdo a su gravedad. Para resolver dudas y consultas los usuarios y usuarias también pueden llamar al teléfono de salud responde 600 360 7777.