Servicio de Salud Ñuble
Gobierno de Chile | Ministerio de Salud

Seremi de Salud descartó caso de Meningitis en el SAR Violeta Parra

miércoles, 18 de octubre de 2017

La Unidad de Epidemiología de la Seremi de Salud del Biobío descartó este miércoles 18 de octubre meningitis bacteriana en un caso catalogado como sospechoso presentado el martes en la noche en el Servicio de Atención Primaria de Alta Resolutividad Violeta Parra de Chillán, debido a sintomatología caracterizado por cervicalgia (dolor de cabeza y cuello) y vómitos.

La notificación de sospecha de meningitis inespecífica –que es obligatoria e inmediata- arribó a la Delegación Ñuble de la SEREMI de Salud a las 22 horas, correspondiente a una mujer de 20 años de la comuna de Chillán, estudiante de enfermería; la que fue derivada posteriormente al hospital Herminda Martín de Chillán.

El hospital, a través del médico de urgencia procedió a atender el caso; y tras consulta con neurología se procedió a descartar la meningitis,  quedando rotulado bajo el diagnóstico de migraña crónica.

Las acciones de control están determinadas en la circular de vigilancia (B 51/08 del 17/08/2017) ante una sospecha de enfermedad meningococica, cuyo objetivo es eliminar la portación de faríngea del patógeno, la que debe iniciarse antes de las 24 horas de identificado el caso índice.

La Meningitis corresponde a una enfermedad que puede ser causada por distintos agentes, tanto virales como bacterianos o por hongos; donde la más frecuente y contagiosa es la meningococica; la que se transmite por contacto directo con personas infectadas, que pueden ser enfermos o portadores sanos asintomáticos, a través de gotitas y secreciones de las vías nasales y faringe (por ejemplo, al toser, estornudar, besar). Su período de incubación es de dos a diez días, luego del cual es poco probable que se desarrolle la enfermedad.

“Para que exista transmisión del agente es necesario una cercanía de menos de un metro de distancia con la cara de otra persona y por una duración de más  de 15 minutos boca a boca; así como por vivir, dormir o permanecer por más de 5 horas dentro de un recinto cerrado y sin ventilación con un paciente con meningitis, por lo que es importante que tanto los equipos técnicos, administrativos, usuarios de salud y población en general actúen con prudencia ante un caso catalogado como sospechoso, y con la certeza de que ante un caso confirmado de meningitis, hemos demostrado estar preparados para reaccionar rápidamente, a través de un riguroso protocolo que implica bloqueo epidemiológico a contactos estrechos, además de educación sanitaria a la población”, declaró la Encargada Regional de Epidemiología de la SEREMI de Salud, Andrea Gutiérrez.

Para prevenir la enfermedad, es necesario mantener un buen estado de salud y de higiene bucal, personal y del hogar; lavarse las manos frecuentemente; evitar el intercambio de saliva de adultos a niños a través de chupetes, mamaderas, dulces, juguetes u otros utensilios que los niños se lleven a la boca (principal vía de transmisión); ventilar diariamente la ropa de cama y las habitaciones, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, evitar enfriamientos y resfríos, y evitar permanecer en lugares hacinados y mal ventilados.

Fuente: Seremi de Salud Biobío.