Servicio de Salud Ñuble
Gobierno de Chile | Ministerio de Salud

Servicio de Salud se suma a campaña “Mil Frazadas para la Región”

jueves, 3 de julio de 2014

La recepción de artículos nuevos se hará en la Gobernación de Ñuble, de lunes a viernes, entre las 8.30 y 17.30 horas. La iniciativa finalizará este 11 de julio.

En la región del Bío Bío, existen 871 personas en situación de calle. 750 son hombres y 119 son mujeres. Esta situación también se evidencia en la capital provincial: 161 personas viven en estas mismas condiciones.

Los datos fueron dados a conocer por  Héctor Higuera Fuentes, Jefe Social del Hogar de Cristo, en el lanzamiento del programa “Mil Frazadas para la Región”, iniciativa encabezada por la Gobernación Provincial de Ñuble y la Seremi de Desarrollo Social.

El objetivo es renovar las frazadas de los albergues y hospederías de la región para acoger  en mejores condiciones a quienes viven en situación de calle y que llegan a esos centros a cobijarse durante las noches de invierno.

La campaña finalizará el 11 de julio y la recepción de “frazadas nuevas” será en la Gobernación,  de lunes a viernes,  entre las 8.30 y 17.30 horas.

Al proyecto también se sumó la Hospedería Municipal de Chillán; Desafío Levantemos Chile; el Hospital Clínico Herminda Martín; Carabineros de Chile; PDI y el Servicio de Salud Ñuble.

La gobernadora Lorena Vera Arriagada, expresó que “estamos trabajando para que las personas en situación de calle tengan las condiciones mínimas para enfrentar este invierno. En este sentido, el Ministerio de Desarrollo Social ha establecido un trabajo en conjunto con el Hogar de Cristo y también con diferentes hospederías para  las personas que vivan en estas circunstancia, tengan donde albergarse”.

Cabe destacar que del total de personas en situación de calle (871) en el Bío Bío, el 60% duermen en vías públicas y lugares precarios y sólo un 40% en centro de albergues.

De ahí la importancia del Programa Noche Digna liderado por el Ministerio de Desarrollo Social que busca disminuir la tasa de mortalidad; disminuir riesgos y deterioros de salud mediante el acceso a servicios especializados; e involucrar a instituciones y personas en el acompañamiento y asistencia a personas en situación de calle.