Transparencia Activa
Servicio de Salud Ñuble
Gobierno de Chile | Ministerio de Salud

Unidades críticas pediátricas y neonatales modernizaron su equipamiento

lunes, 18 de marzo de 2019

El nuevo y moderno equipamiento de la Unidad de Tratamiento Intermedio Pediátrico, tuvo una inversión de $ 166 millones para brindar atención más segura y de calidad a los más de 1.100 niños que cada año se atienden en la dependencia.

Cinco camas eléctricas, una central de monitoreo con 5 equipos de mediana complejidad, bombas de infusión, ventiladores no invasivos y un sistema de termorregulación para recién nacidos, son algunos de los insumos que se renovaron en  la Unidad de Tratamiento Intermedio (TIM) Pediátrica y de Neonatología del Hospital Clínico Herminda Martín, inversión total que tuvo un costo que bordeó los 166 millones de pesos, fondos provenientes del Ministerio de Salud.

Mediante una visita a estas dependencias, las autoridades de salud, encabezadas por el Director del Servicio de Salud Ñuble, Francisco López y el Director (s) del HCHM, Dr. Óscar Chacón, junto a los jefes médicos de ambas unidades, Dra. Mónica Mardones y Dr. Julio Salas y del Servicio de Pediatría, Dr. Enzo Tassara, presenciaron el funcionamiento de  los nuevos equipos y compartieron con los usuarios presentes en la ocasión sobre la importancia de esta inversión para la recuperación de los pacientes más pequeños.

Según expresó el Director del Servicio de Salud Ñuble, Francisco López, este nuevo equipamiento es un gran avance para los usuarios. “Durante el 2018 estas dependencias brindaron atención a más de mil niños y niñas con patologías graves, quienes con esta moderna implementación verán optimizada su estadía. Si bien es muy importante contar con nueva tecnología, también hay que resaltar el compromiso de los funcionarios que trabajan acá, pues ellos son los encargados de monitorear a los pacientes y cuidar por su pronta recuperación, por eso es muy importante continuar trabajando en equipo y realizando proyectos para brindar una mejor atención a nuestros usuarios”, puntualizó el directivo.

Asimismo, el Director (s) del Hospital resaltó que la adquisición de las modernas camas destinadas a la Unidad de Tratamiento Intermedio, y los otros equipos de alta tecnología como los ventiladores no invasivos o la central de monitoreo que permite al equipo de salud, observar desde la estación de enfermería la condición de cada uno de los usuarios de la sala de manera  simultánea “son necesarias para otorgar el cuidado permanente y con el alto estándar de calidad que nuestros  usuarios requieren”.

En el área de tratamiento intermedio atiende pacientes críticos estables, desde el  mes de edad hasta los 14 años 11 meses y 29 días. En tanto, en la Unidad de Neonatología, que  hospitaliza niños y niñas desde el día de su nacimiento  hasta antes de cumplir un mes de vida, se adquirió el sistema de termorregulación que, por ejemplo, puede usarse en casos de asfixia perinatal, patología poco frecuente pero muy grave.

Antes de que se comprara este sistema termorregulador “el equipo de enfermería inducía el estado de hipotermia de manera manual. Ahora con este moderno sistema mantenemos al recién nacido conectado y monitorizando su temperatura de forma permanente, para cumplir con los grados Celsius adecuados y contribuir a la desinflamación del cerebro, disminuyendo las secuelas cerebrales que podrían originarse”, destacó el Dr. Chacón.

El proceso de regulación de temperatura (frío o calor) se realiza mediante un sistema de transferencia compuesto por un calefactor, compresor, bomba de circulación y microprocesador que permite mantener con precisión la hipo o hipertermia requerida, bombear agua destilada hasta una manta que se ubica debajo o encima del paciente. El equipamiento también incluye un sensor esofágico para controlar la temperatura y puede ser programado para la fluctuación de calor cuando sea necesario de acuerdo al protocolo de atención.