Servicio de Salud Ñuble
Gobierno de Chile | Ministerio de Salud

El 80% de los casos de ataque cerebrovascular se pueden prevenir

martes, 30 de octubre de 2018

En 2016 fallecieron 360 personas en la Región producto de esta enfermedad, por ello profesionales de salud relevan la importancia de evitar su desarrollo a través de cambios en los estilos de vida que incluyen comer sano, ejercitarse y no fumar.

En Ñuble practicamente una persona muere al día a consecuencia del ataque cerebrovascular (ACV); una patología que representa la primera causa de fallecimientos en el país y en la Región.

En el Día Mundial de esta enfermedad, profesionales de la red asistencial de local relevaron la importancia de evitar el desarrollo de este problema de salud y detectar a tiempo, sin embargo, se estima que cerca del 80% de los casos se pueden prevenir.

Al respecto, el Director (s) del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), Ricardo Sánchez Opazo explicó que “durante 2016 en nuestra Región 1.296 personas sufrieron esta enfermedad, la que a su vez, provocó el fallecimiento de 360 ñublensinos. Se trata de una urgencia vital donde consultar y acceder a tratamiento oportunamente puede establecer la diferencia en el pronóstico de salud».

Factores de riesgo

El doctor Alexis Rojo, Neurólogo Vascular, Jefe de la Unidad de Accidente Cerebrovascular del Hospital Clínico Herminda Martín detalla que “hace 10 años la edad de manifestación del ACV eran los 55 años, no obstante hace un tiempo ésta se redujo a los 45. Las causas de ello, no están claras, pero sí sabemos que contribuye el cambio en el estilo de alimentación, por hábitos poco saludables, comida chatarra, consumo de bebidas; la disminución del ejercicio, el elevado nivel de estrés, la presencia de enfermedades como la dislipidemia, la hipertensión y diabetes mal controladas o no diagnosticadas, además del hábito del tabaquismo, que provoca que cada una hora una persona curse un ACV”.

Síntomas

  • No poder sonreír de manera simétrica.
  • La imposibilidad repentina de hablar.
  • Ser incapaz de levantar ambos brazos al mismo tiempo hacia el frente.

Frente al reconocimiento de estas señales, las personas deben acudir de inmediato al servicio de urgencia más cercano.

El tiempo es vital pues se estima que por cada minuto mueren dos millones de neuronas. Además, las acciones destinadas a preservar la integridad del tejido cerebral que aún no presenta daño irreversible deben ser instauradas durante las primeras 4,5 horas post evento, especialmente en el caso de la trombolisis, un tratamiento al que es posible acceder en el Hospital Clínico Herminda Martín”, precisó Andrea Hernández, Enfermera a cargo de la Unidad de Procesos y Gestión de Garantías Explícitas en Salud del SSÑ.

Considerando su alta prevalencia, el ataque cerebrovascular isquémico es una de las 80 enfermedades cubiertas por el GES

La importancia de la rehabilitación 

De la población que sufre un ACV, se estima que un 15 a 30% resulta con un deterioro funcional severo a largo plazo, lo que implica un alto grado de dependencia de terceros.

Es fundamental que las personas accedan a rehabilitación, que también está garantizada por el GES. Para ello, el Servicio de Salud cuenta con salas rehabilitación, en los Centros de Salud Familiar de los Hospitales Comunitarios de Salud Familiar, además de los Servicios de Rehabilitación de los Hospitales de San Carlos y Clínico Herminda Martín de Chillán.

A su vez,  existen equipos de rehabilitación que se dirigen a la casa de los usuarios a realizar distintas actividades, sobre todo de aquellos/as que no pueden dirigirse al centro de salud, o que viven en lugares más apartados; principalmente en sectores rurales de Ñuble.