Hospital de Chillán mantiene horarios de visita y lactario para favorecer a los niños y niñas prematuros

martes, 17 de noviembre de 2020

En el marco del Día Mundial del Niño Prematuro, especialistas y usuarias comparten su experiencia durante esta pandemia.

Mateo es uno de los 66 niños prematuros extremos, nacidos este 2020 en el Hospital Clínico Herminda Martín. Debido a su temprana edad ha tenido que permanecer hospitalizado en la Unidad de Neonatología desde su nacimiento, el pasado 11 de septiembre.

Hijo de madre de nacionalidad paraguaya y papá chileno, nació a las 30 semanas de gestación por complicaciones hipertensivas de su mamá, María Cecilia, pesando un kilo 300 gramos. Hoy gracias al equipo a cargo de su cuidado y del apoyo de la tecnología  ya ha aumentado un kilo de peso y aunque sigue hospitalizado, está en una unidad de menor complejidad.

En la conmemoración internacional del Día del Niño Prematuro, los especialistas buscan concientizar a la comunidad sobre los cuidados extra que requiere un recién nacido cuando llega al mundo antes de completar el período de gestación habitual, es decir antes de las 37 semanas y con una condición extrema, si el nacimiento se produce antes de las 32 semanas o pesan menos de 1 kilo y 500 gramos.

María Cecilia cuenta que luego del parto por cesárea de su hijo, no tuvo la dicha de estar junto a él, porque por su delicado estado de salud tuvo que hospitalizarse y no podía ir hasta la UCI Neonatal. “Estoy muy agradecida de los cuidados que ha recibido Mateo durante todo este tiempo y también porque durante los más de 25 días en que no pude verlo, las técnicos y enfermeras, me enviaban fotografías y videos de él, manteniéndonos siempre conectados y disminuyendo mi angustia por estar alejados. Sé que fue una maravilla como lo cuidaron”.

Cuando pudo visitar a su pequeño, él ya estaba fuera de la unidad de cuidados intensivos. «A la fecha ha evolucionado muy bien, porque ha ganado peso, creció y ya no requiere ventilación mecánica, gracias a los cuidados que recibe. Uno se imagina lo pequeñito e indefenso que era, por eso aunque no podemos estar físicamente todo lo que quisiéramos junto a nuestros bebés, tenemos la confianza que desde la Unidad nos dicen todo sobre su evolución y nos entregan la tranquilidad que necesitamos”.

Aunque María Cecilia vive en Ránquil, viaja para estar con su hijo, según el horario de visitas que se ha establecido en el recinto hospitalario debido a la pandemia, que si bien es más reducido que antes, permite fortalecer el vínculo de los padres y el apego necesario para favorecer la lactancia.

El Dr. Julio Salas, médico jefe de la Unidad de Neonatología, analizó la situación que estamos viviendo debido a la pandemia, pues “es un momento especial desde el punto de vista sanitario, pero esto no disminuye la cantidad de  nacimientos prematuros, por eso como Unidad y tomando todos los resguardos necesarios para evitar contagios de los niños y niñas hospitalizados, optamos por reducir pero no suspender definitivamente el horario de visitas, pues nuestro pacientes están recién conociendo el mundo y necesitan vincularse con sus padres y lograr el apego necesario para que al crecer puedan lactar normalmente del pecho de sus madres. A nuestros hospitalizados les alimentamos con leche materna y contamos con un lactario que las mamás pueden utilizar durante toda la semana entre las 8 y las 20 horas”.

Mantener sus controles al día

El Subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Ñuble, Dr. Max Besser comentó que “es fundamental llamar a las mujeres a acudir a sus centros de salud a controlar su embarazo, ya que es una de las formas de evitar los nacimientos prematuros, donde se realiza un seguimiento que permite la detección a tiempo de los factores de riesgo”.

Asimismo el directivo aseguró que “debemos reiterar la importancia de mantener sus chequeos al día en esta etapa tan importante y recalcar que en cada uno de los establecimientos se han tomado todas las medidas de seguridad para prevenir el riesgo de contagio de coronavirus, por lo tanto, las usuarias pueden acudir tranquilas; porque hemos trabajado para resguardar su salud y la de su bebé”.

Compartir en: Redes Sociales: FacebookRedes Sociales: TwitterRedes Sociales: WhatsApp