Más de la mitad de los pacientes no toman sus medicamentos correctamente

viernes, 2 de septiembre de 2016

Profesionales de salud explicaron la importancia del uso responsable de fármacos.
La evidencia indica que los pacientes con diabetes y enfermedades cardíacas que siguen su tratamiento al pie de la letra presentan menores tasas de mortalidad que quienes no lo hacen.

Profesionales del Servicio de Salud Ñuble y de la Seremi de Salud a través de la delegación provincial, realizaron una feria saludable en el Hall del Supermercado Líder, para informar a la comunidad sobre los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y relevar la importancia de la adherencia farmacológica y el correcto uso de medicamentos para controlar estas patologías.

Uno de los programas difundidos, y que en Ñuble beneficia a más de 93 mil personas, es el Fondo de Farmacia. La iniciativa entrega de manera oportuna y gratuita medicamentos para problemas de salud como la hipertensión, diabetes, colesterol alto, a pacientes que se atienden en la Atención Primaria. De esta manera, se mejora el acceso y la disponibilidad de medicamentos y fortalece la adherencia a los tratamientos y mantener compensación de la enfermedad.

El Servicio de Salud invierte más de $800 millones anualmente en este programa. “Así como la red de salud invierte una gran cantidad de recursos y personal para implementar programas como el FOFAR, los usuarios también deben tomar medidas para cuidarse a través de la adopción de estilos de vida saludables y de la responsabilidad en la adherencia terapéutica, es decir, que sigan al pie de la letra las indicaciones médicas cuando se les prescribe un tratamiento”, indicó Fernando Aravena, Jefe del Departamento de Redes Asistenciales del Servicio de Salud Ñuble.

El directivo señaló que “entre las recomendaciones para llevar adecuadamente los tratamientos se encuentran medidas tan sencillas como tomar los medicamentos exactamente como el médico dijo; respetar las horas de intervalo, cada 8 o 12 según corresponda y ser rigurosos con la duración de éste, aunque las personas se sientan bien, o los síntomas hayan desaparecido, éstos no se deben dejar antes de tiempo porque se trata de enfermedades crónicas que se deben controlar durante toda la vida. También es importante no automedicarse ni recomendar los fármacos a otras personas, aunque tengan síntomas similares”.

Ruth Castillo, Químico Farmacéutico del Servicio de Salud provincial, explicó que “los medicamentos utilizados de manera inapropiada se convierten en una amenaza para la salud individual y colectiva. Las estadísticas internacionales muestran que en el mundo más de la mitad de todos los medicamentos se prescriben, dispensan o venden indebidamente, y cerca de 50% de los pacientes no los toman correctamente”.

La profesional agregó que “de acuerdo a estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la falta de adherencia al tratamiento es un tema prioritario en la salud pública debido a sus consecuencias negativas como los fracasos terapéuticos, mayores tasas de hospitalización y aumento de los costos sanitarios. Así, la evidencia so­bre diabetes y enfermedad cardiaca muestra que los pacientes con falta de adherencia tenían tasas de mortalidad significativamente más altas que los pacientes cumplidores, 12,1% versus 6,7%, respectivamente”.

Otro estudio en pacientes con diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia e insuficiencia cardiaca, presenta que para todas estas patologías, las tasas de hospitalización eran significati­vamente más altas en pacientes con baja adherencia 13% versus 30%, para diabéticos; 19% versus 28% en hipertensión.

¿Cómo ser responsables?

Entre los consejos para seguir adecuadamente un tratamiento farmacológico es que si el médico explica “esto debe tomarlo durante la comida”, se debe comer algo, tomarlo durante la comida o inmediatamente después de ésta, para evitar molestias digestivas. Otras veces el profesional dice, tómelo fuera de las comidas, porque el estómago debe estar vacío.

Entre las recomendaciones también se encuentra el conservar los fármacos en su envase original, para identificarlo y no confundirlo; protegerlos de  la humedad, del calor y la luz directa, conservarlos en un lugar fresco y seco y no dejarlos al alcance de los niños/ as.

Compartir en: Redes Sociales: FacebookRedes Sociales: TwitterRedes Sociales: WhatsApp