Programa CERO ha permitido mejorar la salud bucal y calidad de vida de más de 43 mil niños y niñas en Ñuble

viernes, 30 de septiembre de 2022
Programa CERO - Servicio de Salud Ñuble

La iniciativa implementada por el Servicio de Salud en los recintos de atención primaria de la red asistencial, busca fomentar la salud bucal desde la infancia.

Realizar un seguimiento, a través de controles odontológicos a niños, niñas y adolescentes, con o sin patologías orales, con el fin de mantener a la población sana, es el objetivo del programa CERO, Población en Control con Enfoque de Riesgo Odontológico, implementado por el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) en los distintos establecimientos de atención primaria de la Red en la región.

Una iniciativa a la que, desde su implementación, el año 2017, han ingresado más de 43 mil niños y niñas entre 0 y 9 años de edad.

“Como servicio hemos sido siempre enfáticos en señalar que la prevención de distintas patologías, se hace más efectiva partiendo desde la infancia, y este programa CERO tiene ese objetivo, con el control, diagnóstico y atención de usuarios y usuarias, desde los 6 meses de vida, tienen riesgo de desarrollar las patologías orales más frecuentes. Por ello trabajamos en esa materia, potenciando equipos de gestión que se preocupen del cumplimiento de estas metas”, recalcó la Directora (s) del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), Elizabeth Abarca Triviño.

Por su parte el Dr. Diego Muñoz, Asesor Odontológico del SSÑ, destacó que “Chile tiene una alta prevalencia de patologías bucodentales, donde las caries y las enfermedades periodontales son los principales problemas. Según los últimos estudios a nivel nacional, las caries dentales en niños desde los 6 meses alcanzan un 17,5%, cifra que aumenta dramáticamente a un 50,4% a los 4 años y a un 70,6% a los 6 años”.

El odontólogo además señaló que, “en este escenario tan complejo, el Ministerio de Salud implementó el año 2017 el programa CERO, que consiste en evaluar a cada niño para poder prevenir y recuperar su estado de salud bucal. Considera la aplicación de una pauta de categorización de riesgos, individual de cada paciente, considerando su entorno y todos los determinantes sociales que están influyendo en ese estado de salud. Por ello, es un programa que comienza a los 6 meses de vida y tiene una continuidad hasta los 19 años”.

Realidad local

Actualmente esta iniciativa se implementa en todos recintos de atención primaria de la red asistencial, como los Cesfam, Cecosf y Hospitales Comunitarios, permitiendo generar lazos con los pacientes y educar a la población respecto a la importancia de la salud bucal.

En esa línea la Dra. Ana María Orrego, Odontóloga del Cecosf Padre Hurtado de Chillán, enfatizó que, “desde que somos parte de este programa empezamos a trabajar citando y visitando a los niños y niñas desde los 6 meses de edad. Nuestro objetivo fue ir avanzando en las atenciones e ir creando agenda que nos asegurara el control de esta población”.

“Los resultados, a lo largo de la implementación de este programa, han sido gratamente positivos. Esta cercanía ha generado mucha confianza, y las mamás, abuelas y cuidadoras han ido entendiendo en qué consiste, ya que también lo han hecho parte esencial de su accionar en casa”, indicó la facultativa.

Un programa centrado en las y los usuarios, que dentro de sus grandes lineamientos tiene el anticiparse a los problemas de salud bucal desde los primeros años de vida.

Compartir en: Redes Sociales: FacebookRedes Sociales: TwitterRedes Sociales: WhatsApp